03 abril 2007

Cuentacuentos 30: Y allí estaba, entre mis manos temblorosas

Y allí estaba, entre mis manos temblorosas el pequeño pedazo de papel con su teléfono apuntado.
Sentada en la alfombra que ocupaba todo el centro de mi cuarto, con la vista fija en el número escrito con tinta negra en la esquina arrancada de una página de periódico.

A escasos centímetros de mis pies, el móvil parecía que me lanzaba miradas de reproche por no marcar el número que tanto había deseado conseguir.

Inspiré lo más hondo que pude, lo recogí, y volví a soltarlo como si quemase junto con el papelito. Me levanté y caminé en círculos alrededor de ellos estrujándome las manos.

Me sudaban las manos como hacía mucho que no pasaba.

Haciendo acopio de valor, volví a sentarme reprochándome el miedo que sentía de hacer aquella llamada.
Cogí el móvil, y empecé a marcar, despacito, los 9 dígitos.

Fué entonces cuando empezó a vibrar y a sonar el dichoso aparatejo, casi matándome del susto, lo dejé caer en la alfombra por el sobresalto.
Con los ojos muy abiertos, contemplé la pantallita azul:

Mónica llamando...

Respiré un poco más tranquila y pulsé la tecla.

¿Sí?
¿Ya le has llamado? ¿Qué te ha dicho? Cuenta cuent...
No, no le he llamado... aún...
¿Como que no? Tía, tú estás tonta, en serio...
Mónica, no es tan fácil...
Así de fácil, marcas el número, esperas a que coja y...
Estaba marcando cuando tú llamaste dándome un susto de muerte.
Ah, pues entonces cuelgo, chao! Luego te llamo
No, Mon...

Duración de la llamada: 0:00:32

Mierda, ya había colgado, me dieron ganas de matarla, necesitaba hablar con alguien antes de hacer aquella llamada, alguien que me dijese que todo iba a ir bien.

Volví a marcar.

Conectando...

¿Diga?
¿Hablo con Carlos Fernández?
Sí. ¿Qué desea?
Soy Clara. Tu hija.
...

15 comentarios:

Roc dijo...

Jooo!!!! ¿Y qué pasó? ¿Por qué tenía tanto temor de hablar con el padre?
Creo que esto tiene continuación ¿Verdad? Es que si no, no puedo dormir y reinvento el relato adaptándolo a mis dudas. Besos.

Eliseo dijo...

Me ha encantado. Las cuatro últimas frases ya forman por sí sólo el cuento (al estilo del dinosaurio de Monterroso) Pero el envoltorio además está escrito con una buena dosis de alegría

Dulce Locura dijo...

Nos dejas con la intriga de saber porqué tenía dudas para llamar a su padre, y qué pasa luego... :P


Me gustó.



Un beso dulce

JToledo dijo...

¡Me has roto, esta vez me has pillado completamente in fraganti!
Pensaba que te referías a algún chico o algo así, y no...

Para los que os hayáis quedado con dudas: para mí está muy claro. Clara es la primera vez que habla con su padre en muchísimos años. De hecho, me imagino que él ni la conoce. Por eso estaba nerviosa.

;)

Oski dijo...

¡Vaya! cortito pero intenso, no me esperaba el final para nada. Pensé que sería el teléfono de algún camarero o compañero de clase/trabajo pero nunca de su propio padre.

¡Un desenlace genial!Enhorabuena.

P.D: No sé si es la primera vez que nos leemos, probablemente si lo sea. Pero de todas formas encantado de leerte.

Un saludo

мαяια dijo...

Joooooooooooooo! Yo quería seguir leyendo... ¿qué le dijo Carlos Fernández?, ¿y Mónica, qué estaría pasando en ese momento por su cabeza?, ¿y la prota, dejará en espera a Carlos Fernández para cogerle la llamada a una Mónica desesperada por "saber" que vuelve a llamar?... jejejeje ;)
Me ha gustado mucho! Mil besotes y mil aplausos!!

Miki dijo...

O sea que el padre abandonó a su madre y a ella cuando era pequeña... que cabrón!! Y claro luego seguro que andará disculpándose a su hija cuando le llama (habría que ver la cara del tío cuando le llama su hija)en plan yo es que era un irresponsable de jove, yo es que, yo es que...

Jolin, pobre Clara, debería haber pasado de su "padre"...

Bueno esta historia me la he montado yo...pero weno jeje que me ha gustado mucho!!

Un abrazo!!

Tormenta dijo...

Bastante bueno... si señor, cortito, buen desarrollo y un final que sorprende. Bien pensado,y una idea muy buena... es verdad que te quedas con ganas de saber más, pero eso es lo que en mi opinión a veces piden los cuentos, que dejen parte de ellos a la imaginación del lector :)
Muchos besos y hasta la semana que viene.

Ricardo dijo...

Re don di ta.
En pocas palabras, tenés al lector en tus manos y, cuando menos se lo espera, lo rematás.
Perfecto final. Qué más decir. El resto queda entre esa hija y ese padre.


Muy bueno.
Un abrazo desde este sur

Miss Sinner dijo...

¡Qué película se ha montado Miki! :O

Me gusta más el final de Jtoledo, pero de todas formas es un cuento muy intenso, con muchos posibles finales. ¡Te has lucido! Enhorabuena ;-)

Brusete dijo...

- Y entonces cesó todo...
- Tengo un barco lleno de imbéciles..
- Cuanto gilipollas y que pocas balas...
- Luke, yo soy tu padre...

A ver si haces algún cuentecico con esas, Buaajajajaja (besos).

Brusete dijo...

PD: ta mu chulo el blog, a ver si me meto con más tiempo y lo leo bien..

Carabiru dijo...

Gracias gracias gracias!!!!

La verdad es que hasta el último momento no sabía qué escribir, tenía las ideas contaminadas, pero al final una vez empecé, supe que tendría que salir algo parecido a lo que acabó siendo.

Me ENCANTA que os encante!

___________________ dijo...

A mi también me ha gustado y se me ha hecho cortiiiisimo. Además ¡Quiero saber más cosas! ¿Como consiguió el teléfono? ¿Por qué ese miedo a llamar? y otras mil pregutas... nos dejas con la miel en los labios.

Un saludo.

Wonderwoman dijo...

DIOS, DIOS DIOSSSSS...

Hola Carabiru, me estreno en tu blog tras tu visita al mío, y tengo q decirte algo, pq me he quedado a cuadros.

A MI ME HA PASADO ESTO MISMO. Pero con una pequeña variación:

Conectando...

* ¿Diga?
Yo- Hola, ¿eres Sara?
* Sí, ¿quién eres?
Yo- Soy "Ana".
(silencio)
Yo- Una de tus tantas hermanas...



Un besazo, cuéntame ya entre una de tus nuevas lectoras.