07 agosto 2007

Cuentacuentos 42: Le escuché en silencio porque...


Le escuché en silencio porque escupir aquella historia parecía costarle demasiado.

Su voz era más grave de lo que yo me había imaginado, una voz que sorprendía viendo el cuerpo del que brotaba.

Era la primera vez que le hablaba con él, aunque le conocía de antes, no físicamente, sino a través de sus libros.

Y ahora le tenía frente a mí, sentado al otro lado de la mesa, improvisando para mí un gran cuento, el mejor de los que yo había leído.

Se notaba que estaba haciendo un gran esfuerzo, aunque dada su edad tampoco es que me sorprendiese demasiado.
A menudo se pasaba la mano izquierda por la frente como secando un sudor inexistente, para luego apretarse los ojos con el índice y el pulgar, y por último cerraba una mano sobre el puño del otra y proseguía con su relato.

Yo le observaba con ojo experto, maravillada por el cuento que me estaba contando, como he dicho, el mejor de todos.

Despacio fue desarrollando la trama de un asesinato, el de un joven escritor, al que el protagonista mataba por que éste le había robado una historia, la que sería su última obra.
Por lo visto, el veterano escritor, sabía algo de lo que nadie más tenía noticia, una terrible enfermedad estaba minando su salud desde dentro, y había concebido aquel último manuscrito como una despedida, del mundo, de su hija y de su vida.
Estaba claro que no iba a permitir que un advenedizo se quedase con su último esfuerzo, y con la paciencia que le habían dado los años había planeado cuidadosamente cómo matarlo.
Sin embargo el viejo escritor era bueno en lo suyo, pero de asesino profesional tenía poco, así que además de ser un crimen difícil de ocultar dada la reciente notoriedad de la víctima, había cometido varios errores imperdonables, así que finalmente, y como un caballero se había entregado a la policía inmediatamente después del asesinato.

En cuanto acabó su relato le pedí por favor que lo escribiera tal cual me lo había contado en unos folios que le entregué.
Le vi escribir con pulcra letra palabra por palabra el cuento que acababa de relatarme, sin abandonar ni por un momento el gesto resuelto aunque ligeramente agotado.
Cuando dos agentes se lo llevaron esposado después de firmarlo, vi que le dirigía a su hija la mirada orgullosa de un buen padre.

Pedí a los dos agentes que esperasen un momento, y mirando a su hija en vez de a él a través del cristal de la sala de confesiones le dije algo que había querido decirle desde que había empezado su fantástico cuento:

"¿Sabe? Siempre he creído que sus obras eran muy buenas porque el final nunca era lo que parecía..."

17 comentarios:

La interrogación dijo...

Muy buenos tus cuentos. Si te interesa hay una especie de concurso (no, no se gana nada) de relatos escritos a partir de una noticia que sale en la radio.
Mira la información en:

http://www.escueladeescritores.com/

La Pelirroja dijo...

Me ha gustado mucho, parecia que estaba en esa sala viendo al escritor secarse ese sudor inexistente y frotarse los ojos.
¿Lo mejor? El final, que nunca es lo que parece....

Saludos.

Miki (El Niño Rockero) dijo...

AAaaahhhh me gusssssta tu final!!! El día que no hagas uno de tus finales me voy a quedar chof ya te lo digo!!

Era un cuento autobiográfico!! Pues no se me habría ocurrido en la vida jeje (como nunca acierto en tus finales y me encantan tus relatos, corro el peligro de quedarme sin respiración ups!! xD así que cuidadín cuidadín jajaja).

Y es que parece que hayas aprendido de ese viejo escritor... aunque espero que si te robo alguna historia no me mates!! (bromita xD)

Un abrazo!

мαяια dijo...

"¿Sabes? Siempre he creído que tus historias eran muy buenas porque el final nunca era lo que parecía..." ;)

Te he plagiado mucho, lo sé... pero es que este final ha tenido que sacarme una sonrisa... no había otra alternativa!! ;)

En cierto modo, veo tu historia un poco conectada con la nuestra, y eso me ha sacado otra sonrisa!! ;)

Ya fuera de tu relato, te diré que me ha hecho especial ilusión que tú hayas sido la primera en hablar sobre mi frase para la semana que viene!!

Así que... gracias infinitas!! Por escribir como escribes, por tus finales, por ser un SOLETE (¿acaso había otra alternativa?) y, sobre todo, por tomarte tan bien que te hayamos "matado" ;)

Un besote muy gordo y mil aplausos más para la colección!

Carabiru dijo...

Gracias por los comentarios!!

Por cierto María, quizá se conecten un poco porque yo lo tenía escrito en mi cabeza pero no físicamente, y el final siempre puede variar, jejejej, esta vez es el que yo quería, peeeeero no pude evitar un cierto guiño a vuestra maravillosa historia, jejejeje.

Mj dijo...

Me ha encantado, sisisisisi. Sobre todo la última frase jajajaja.
Algún día los cuentacuentos que hemos matado personajes acabaremos igual que tu protagonista, lo sé :P

Nosotras mismas dijo...

Me ha encantado.

Besos.

atenea dijo...

jajajaja me gusta la frase final, aplícate el cuento :P Si es que me encantan esos finales tan tuyos porque no son nada prececibles... el día que dejes de hacer esos giros me parecerá mal :P

Un escritor matando a otro?? pero qué es esto? últimamente no dejáis de matar a gente eh?? (habló el fantasma, que a mí me han matado también jajajaja)

Muaksss!!

Asiria dijo...

Evito con esfuerzo la tentación de comenzar a leerte por el final, y vaya si me alegro de vencerla porque merece la pena leerte desde la primera palabra (aunque para ello recomiendo a quien te lea por primera vez que lea tus relatos anteriores y entenderá esa emoción) esperando en que momento aparecerá ese camino que atrapa al lector, confiado éste de encontrarse en el que lleva al final, cuando se da bruces con el auténtico final.
Tus obras son muy buenas.
Un abrazo!

Patri dijo...

Guuuuaaaauuuuu.... Genial, me ha gustado muchísimo (soy algo repetitiva, ¿no?)

Besotessssssssssssss

Maya Takameru dijo...

Que el final nunca es lo que parece, ¿no? Se te podría aplicar a ti también jaja. Me ha encantado la historia.

jenny teran dijo...

Hola! me ha gustado mucho tu historia, sobre todo concuerdo con el resto, el final es genial!

Saludos!

Espineli dijo...

Per en serio te lo ha contado alguien y te lo ha pasado escrito, o si es invención tuya es encantadora?

Klover dijo...

Está visto que no...los finales pueden pillarte así...de sopetón y sorprenderte tanto...y gustarte como lo ha hecho tu cuento...vas progresando...creo que cada día que te leo lo haces mejor y ese es uno de los objetivos que todo cuentacuentos tiene...

gracias por el consejo para gavioto...ya es un poco más pequeño ^^

Un besote!Hasta la próxima!

mgqeaol dijo...

Estuve dando un paseo por tu blog, me gusta mucho. Un saludo

Oski dijo...

Al final nada es lo que parece jejeje tus relatos tampoco.

En fin. ¿Qué decirte pequeña genia?..que me ha encantado y que nunca defraudas.

Un abrazo

Poio dijo...

buenisimo... tuve que leerlo dos veces porque en la primera no lo entendí :$

seguí así

sevemos