13 julio 2007

Cuentacuentos 38: Los hombros del ángel...

Los hombros del ángel se estremecían mientras lloraba, y cuanto más pensaba en ello más lágrimas rodaban por sus mejillas.

Los ángeles no lloran, no dejaba de repetírselo.
Los ángeles son perfectos, no sienten tristeza.

Y sin embargo sus ojos estaban inundados de agua, y además sentía algo muy extraño dentro del pecho, algo que no sabía como explicar.

El ángel pensaba en los humanos; ellos sí podían sentir pena, igual que sentían dolor. La pena, esa maravilla que chorreaba en gotas claras por la cara, o el dolor, aquello que a veces caía en gotas oscuras por un brazo herido. Cosas como esas, que hacían de los humanos un misterio más allá del alcance de una poderosa mente angelical.

Esos seres extraños, tan parecidos a ellos pero a la vez con todas las debilidades propias de los animales… Se decía que Dios los había hecho defectuosos, les había hecho sentir pena y dolor, llorar y sangrar; pero ni siquiera los grandes arcángeles, los más cercanos a Él, habían logrado aventurar por qué lo había hecho de ese modo. No se podía entender que habiendo ya seres perfectos en el cielo, fuera necesaria esa impureza sobre la tierra. Nadie afirmaría que se trataba de un error en la creación, pero ninguno de ellos veía tampoco el acierto.

Ángeles de todos los estratos del cielo habían observado durante milenios a aquellos extraños seres, tratando de penetrar sus mentes, de atrapar sus sentimientos o percibir lo que captaban sus sentidos. Ni los propios ángeles guardianes, los más cercanos a los hombres, eran capaces de explicar la profunda maravilla de su imperfección.

Los humanos eran transparentes a su mirada, pero no menos incomprensibles, y todo ser celestial albergaba en su interior un deseo extraño, casi incómodo, de llegar un día a traspasar el secreto de la humanidad.

Y ahora a él, de pronto, le llovían los ojos, y sentía una presión en el pecho.



Y bien, esta es una colaboración entre esta menda y un nuevo Cuentacuentos, alguien que todavía no tiene carnet de socio pero está en ello.

Yo di la idea y cuatro frases, no conseguía encauzar la historia y él pillo la idea al vuelo, le dio su toque mágico y como si me leyera el pensamiento y lograra ordenar mi caos de ideas, le dio la magia final que habeis leído.

En realidad es su segundo contacto con Cuentacuentos, ya que me hizo el honor de escribir un relato con mi frase, aquí.

Os encantará leerle cada semana, os lo digo yo.

8 comentarios:

JT dijo...

La criatura tiene un poco de cada uno. Menos mal que ha sacado los finales ingeniosos de su madre xD

¿Cuándo es el siguiente? ¿Cuándoo? ¿Cuánto faaalta? ¿Eh? ¿Falta muchoo?

contenedor dijo...

Hola! crítica aceptada :) no me he fijado pero cuando tenga tiempo lo volveré a leer y cambiaré, gracias. Cuando encuentre un rato, antes de cambiar lo que dijiste, vuelvo por estos lares jaja y te leo, ¡seguro! un abrazooo

___________________ dijo...

¡Nosotros somos más perfectos que los ángeles! Podemos llorar equivocarnos, ser mala gente... pero tambéin somos capces de reir,acertar ,rectificar :)

Me alegro por el ángel que llora, seguro que es el más feliz :)

Un saludo,


Pedro.

Asiria dijo...

Y es que llego a creer que pintaremos pocos pero y lo aburrido que iban a pasarlo dioses,ángeles y demonios sin nosotros? Incluso los extraterrestres pedirían nuestra presencia!
Interesante idea la de la reflexión que realizas mediante el ángel y lo bien que la llevas a cabo. Y en general no solo ya en esta entrada sino a lo largo de las anteriores enhorabuena por tu esfuerzo que permitió que ninguna frase se quedara sin tu historia.
Un abrazo

Luz de Luna dijo...

El relato ha quedado divino. felicidades por vuestro tandem. Vamos, vamos imperfecciones del de arriba lo que me acabo de enterar...ya decía yo... Salu2. :)

Patri dijo...

Un cuento precioso. Mis felicitaciones a los dos.

Besotesssssss

Miki (El Niño Rockero) dijo...

Si es que lo divertido está en errar!! en equivocarse, cagarla, reirse de los torpes, de uno mismo, meter la pata... Y dsd luego a veces el dolor es bueno para darse cuenta de las cosas, no todo va a ser siempre maravilloso!!

Dsd luego el mundo sería muy aburrido si los humanos fuéramos perfectos. Me alegro de que seamos tan imperfectos como una pera amorfa xD

Pues os ha quedado de lujo. Le doy la bienvenida a tu amigo aunque no sea oficial aún, pero que se descubra, que se descubra!!! :)


Un abrazo!

Poio dijo...

pero los angeles mueren, querida cerveza.

hay una cancion que dice:

"no me mires así
dios me a hecho para caer
y no sientas pena por mi
tal vez vivir cueste el pecado"
y si todo lo he soñado
lo vivire en la realidad
es el angel que te cuida
el que ves caido aca
el angel que te cuida
el que esta muriendo aca

sevemos